La liberación

Imagen

El hombre por el hombre es gobernado a través del miedo, la opresión y el poder que corrompen el alma y el legítimo interés en el signo de sabiduría y conexión con su ser superior o manifestación del alma. Accionamos y nos movemos en una realidad El hombre por el hombre es gobernado a través del miedo, la opresión y el poder que corrompen el alma y el legítimo interés en el signo de sabiduría y conexión con su ser superior o manifestación del alma. Accionamos y nos movemos en una realidad distorsionada y disminuida a frecuencias inferiores lo que nos hace incapaces de disolverlas de buenas a primeras. No es sino a través de un esfuerzo dirigido por la voluntad y con el propósito claro que es posible lograr la primera conexión.

En tiempos remotos y hasta épocas recientes existían sólo algunas formas de conseguir la ansiada liberación y era a través de la disciplina impuesta por dogmas y principios otorgados por las religiones o por el seguimiento a las sendas desplegadas por maestro o avatares quienes con su ejemplo conminaban a las prácticas de “sensibilización” que elevaban las vibraciones hasta el punto de la conciencia plena , punto cero, de iluminación o ascención.

Es en los primeros pasos de este proceso de conciencia en donde el ser humano experimenta los indicios de esta sensibilidad llevándolo a asumir la calidad vibracional de los estados que lo rodean, la naturaleza, el contacto con el mundo invisible y los estados emocionales ya sean propios o de las personas de su entorno. La mayoría de las veces un sentir que impulsa el movimiento en una dirección determinada…como es natural cada uno de nosotros como seres únicos creados y creadores tenemos una multiplicidad de maneras de seguir este impulso así como de manifestarlo en esta realidad. De ahí los antiguos aforismos y enseñanzas que nos hablan de la unicidad con el todo y la creatividad del ser.

Las sendas de estas manifestaciones espirituales se han querido plasmar en nuestra cultura a través de seres que a lo largo de los siglos nos han regalado la luz de sus dones en las distintas formas de arte, en particular de la poesía medio por el cual se establece un vínculo con el lector bien dispuesto, mediante ésta se transmiten notas vibratorias que contienen la información necesaria (cada vez) para nuestros distintos estados de conciencia y de la ciencia práctica que nos desafía a la búsqueda constante de interpretación de nuestra realidad y a su intervención material con el fin de obtener un fruto de  creación humana.  Entendemos entonces desde la perspectiva occidental que existen el arte como una forma de manifestación espiritual , la ciencia como manifestación física y la espiritualidad religiosa como manifestación del íntimo lazo con la Divinidad; separadas la una de la otra avanzando desde el origen común en la antigüedad por caminos diferentes, separándose cada vez mas del mismo centro que es el hombre en unidad plena.

Como lo mencioné anteriormente las distintas formas y maneras de la creación humana actuando en disociación es la causa de tanta locura, de tanta crueldad aunque como se recita en oriente todo es perfecto en la creación que busca mediante la experiencia un llamado a la conciencia sin límites de tiempo dada la inmortalidad del alma, con sus sucesivas lecciones a lo largo de su existencia. Creo que ya hemos avanzado lo suficiente  generando una masa crítica vibracional para que en consecuencia la humanidad de el siguiente paso.

La era del seguimiento con sólo Fe pasó.

La era del autoconocimiento aislado pasó.

La era del dominio técnico puesto a disposición de unos pocos pasó.

La era de la explotación irracional del hombre por el hombre pasó.

Este  principio basado en la unidad no es nuevo; generaciones han trabajado y alineado sus vidas  de acuerdo a esta máxima  sin embargo la mayoría quedaba reducido en pequeñas comunidades consecuentes en su hacer que luego masificándose se convirtieron en religiones que mas que re ligar (significado) terminaron por separar aún mas la brecha entre un hombre y otro. No hago una crítica a estas formas ya que si no fuera por ellas la conciencia humana no habría llegado a este punto. Por lo tanto agradezco.

Por la vía del humanismo se buscó también esta forma nueva de privilegiar el bienestar humano, sin embargo la carencia de la conexión con lo no material desencadenó el desarraigo de esta facultad y el desgarro de la misma naturaleza humana.

Hoy tenemos la posibilidad de mirar y de mirarnos con transparencia, de situarnos en el todo…no mas como individualidad sino como miembros de ese todo…haciéndonos eco de la cosmovisión de nuestros ancestros.”La tierra como el todo no es nuestra propiedad sino que somos parte de ella en forma indisoluble a través de nuestros cuerpos físicos y espirituales”.

 

 

J.G. González

 

Notas Sobre el Karma

Image

El conocimiento profundo puede ser alcanzado por distintos medios o herramientas sutiles. Sin embargo es la voluntad de la entrega manifestada en la pureza del pensamiento y su acción consecuente la que nos otorga el preciado encuentro.

Mucho avanza el alma a través de su evolución, en un proceso bien dirigido del Karma hasta que en su momento, en su tiempo y en su propio ritmo alcanza el chispazo de la conexión.

Es ahí donde el espíritu se reconforta y engrandece; es donde nos hacemos conscientes de nuestra realidad espiritual, en donde los sentimientos verdaderos que afloran del alma se separan de las cargas contenidas en la sumatoria de  las experiencias aprendidas.

Este paso no se encuentra exento de dolor, el que es causa del desprendimiento de las realidades, vicios del alma, incorrecciones y consecuencias de nuestros errores. Aquí aparece ante nuestros ojos una visión distinta del dolor ya que adquiere el atributo transmutador…Necesariamente el desprendimiento se vuelve causa con el efecto del cambio y de redención a través del vehículo del dolor como uno de sus componentes.

Todo proceso transmutador alcanza su “grado” de perfección sólo por, para y con el Amor; el gran motor del Universo, el gran generador de la energía necesaria para el crecimiento y elevación de nuestro ser.

Todo es con Amor y se lo debe a El, al Creador infinito y verdadero, a la energía del Origen  presente también en cada paso y conocimiento adquirido por nuestro ser en total completud , en todos sus cuerpos.

En cada oportunidad en que somos cubiertos por el manto del olvido se nos entrega el regalo de la posibilidad de hacer el cambio, de conocer mas íntimamente la emanación del Origen, de optar por libre albedrío, limpiar y reconstruir nuestra morada y hacer de ella la verdadera imagen del hogar.

Entonces; ¿ Qué nos permite elevarnos?, ¿Cuál es la herramienta sutil y el canal de enseñanza entregado por el Origen?, ¿Cuál la posibilidad de un nuevo comienzo?…

La respuesta es clara; es el KARMA, nos regocija también como fundamento , como piso en el que se construye encarnación tras encarnación, habitación tras habitación hasta alcanzar la perfecta armonía.

Eso es; el KARMA se construye constantemente, lo armamos y rearmamos en nuestro beneficio y del plan maestro. Es la transición entre el querer y el ser, entre el proyecto y el logro. Es el trabajo del Alma siempre en actividad, la actividad del retorno al origen.

El KARMA como herramienta y fruto nuestro es entonces amado por nuestras almas como una oportunidad de transmutación en pos del Origen, nuestro objetivo y realidad.

J.G. González